París, 1982

 

Alfredo Rodríguez Arias, con quien habíamos compartido en nuestra casi adolescencia, el escenario y la vida social del recordado Instituto Di Tella, leyó una primera obra mía que yo –tímidamente- le había hecho llegar a París desde mi exilio mexicano. Quedó muy impresionado.

De una visita mía a la Ciudad Luz surgió un proyecto de de colaboración conjunta para su, ya muy prestigioso, Grupo TSE. Trío fue el resultado de ese encuentro. Se estrenó un par de años después, en 1982 en el Théâtre Moderne (reducto en los años ‘50 de la familia de artistas Pitoëff) con gran éxito de crítica y público. Inmediatamente vinieron los pedidos de autorización para hacerse en todo el mundo. La primera versión traducida fue producida en Portugal, a la que siguió inmediatamente  -por fin en castellano-  en México.

 

Kado

 

 

PREMIO DE LA SOCIÉTÉ DES AUTEURS DE FRANCIA 1982

Kado Kostzer – Meilleur Auteur – Trío

 

PREMIO HERALDO DE MEXICO 1982

 

Kado Kostzer – Mejor Autor – Trío

 

 

DIJO LA PRENSA

 

¡BRAVO!

La comida de Kado Kostzer servida por el Grupo TSE y cocinada por Alfredo Arias, pasa sola, aunque los platos están abundantemente condimentados… No voy develarles la trama para no arruinarles el placer. Prefiero intrigarlos diciéndoles que no hay una verdadera intriga en este espectáculo que juega con los recuerdos, con el tiempo que pasa destilando gota a gota y que muestra extraordinariamente lo cotidiano y más banal…En el infierno el autor prefiere el grand-guignol que sumerge en una taza de té y si a veces reímos solapadamente, la mayor parte lo hacemos abiertamente con este humor negro. ¡Bravo!

                                                                         Gilles Fournier, Le Parisien, París, 29 de enero de 1982

 

UNA OBRA REMARCABLE DESDE TODO PUNTO DE VISTA

La intensidad dramática y la calidad de la interpretación son tales que sin exagerar se puede hablar de obra maestra…No deje pasar la oportunidad de ver gran teatro.

                                                                                                    Le Courrier, Paris, 9 de febrero de 1982

 

UN TROZO DE VIDA

Hacía mucho tiempo que no saboreábamos en el teatro el refinado placer de una historia... Un trozo de vida

                                                                                             J.L.M, Le Matin, Paris, 10 de febrero de 1982

 

TALENTO Y FANTASÍA POR TRES

Tres argentinos, el autor Kado Kostzer, la actriz Marilú Marini y el director Alfredo Arias son los responsables de Trío, una obra de trágico humor que se ha convertido en el mayor éxito de la temporada teatral de París…Lo realmente insólito es el tono de parodia seria, de cita constante (el diálogo enhebra gozosamente los lugares más comunes del sentido común) esa facilidad tan argentina de ‘hablar entre comillas’, para ironizar sin burlarse, para exhibir la cursilería sin perder de vista la tragedia que suele encubrir.

                                  Alberto Tabbia, (París), para la Revista La Nación, Buenos Aires, mayo de 1982

 

UNA NUEVA LECCIÓN DE TEATRO

Tres retratos crueles y divertidos con el fondo de la penumbra cotidiana, tres actuaciones deslumbrantes: una nueva lección de teatro... Un espectáculo que no se parece en nada a lo que jamás haya visto.

                                                                           Nora Nazimov, Libération, París 21 de febrero de 1892

 

UN TRÍO INFERNAL

Trío destila música delicada y veneno delicioso.

                                                              Michel Boué, Humanité Dimanche, París, 5 de febrero de 1982

 

HUMOR NEGRO

Trío oscila entre un Chejov desbordado y un Lorca teñido de humor negro… Michèle Loubet, Marilu Marini y Raquel Iruzubieta asperas, conmovedoras y cómicas desnudan su sensibilidad.

                                                                                                 Paris Match, París, 26 de febrero de 1982

 

INTENSO Y CRISPADO

Conciso en todo momento, intenso y crispado como en Hitchcock, se espera lo peor, una explosión, el horror. Finalmente el estallido se produce pero resulta tan insoportable que provoca la risa. ¿Humor voluntario o falla? No lo diremos para conservar el suspenso. La eficacia desplegada, un hecho poco frecuente, hace placentera la velada que proporciona un resabio del viejo teatro.

                                                                 Jean-Louis Mingalon, Le Matin, París, 10 de febrero de 1982

 

LO REAL Y LO IMAGINARIO

La puesta en escena de Alfredo Arias con el grupo TSE borra con habilidad las fronteras entre lo real y lo imaginario, el pasado y el presente, lo vivido y lo soñado, tal como lo ha querido el autor Kado Kostzer.

                                                                        Robert Kanters, L’Express, París, 12 de febrero de 1982

 

CUENTO CRUEL Y FANTÁSTICO

Un espectáculo obsesionante hasta la fascinación… Las tres actrices sorprenden con su ferocidad escondida.

                                                                              Pabian Pascaud, Telerama, París 6 de marzo de l982

 

RARA CRUELDAD

Curiosa pieza Trío de Kado Kostzer. Una atmósfera que hace pensar a Ingmar Bergman y una historia cercana al teatro de Ibsen… Su escritura es abundante y retraída, que se anima a todo y en la que la risa nace de lo trágico de las situaciones. Hay allí más que talento, algo cercano a la perfección. No nos damos cuenta inmediatamente pero poco a poco nos va envolviendo, nos va acaparando, nos va arrastrando en una aguda desesperación y nos acorrala a través de un diálogo de una verdad rigurosa, de una rara crueldad.

                                                            Pierre Paret, La Marseillaise, Marsella, 16 de diciembre de 1982

 

BELLO EJEMPLO DEBUEN TEATRO

El interés siempre crece…Salimos satisfechos del teatro…No es nada sorprendente que la Sociedad de Autores Dramáticos de Francia le haya concedido a Trio el Premio Lugné-Poe.

                                                                  Alex Mattalia, Le Meridional, Marsella, 16 de diciembre 1982

 

EL PLACER DE LA ILUSIÓN

La construcción de Trío está centrada a la percepción que tenga el espectador. Se establece así una comunicación lúdica entre el público y el autor… Es un rompecabezas imposible, una ficción pura… El espectador, como en Hitchcock, es más que deseado.

                                                                     Joel Joaunneau, Revolución, París, 12 de febrero de 1982

 

UN CUENTO CRUEL

A pesar de los numerosos momentos divertidos, el trío sutilmente llevado con una progresión dramática muy refinada, nos deja una especie de gusto amargo. Excelente trabajo de Kado Kostzer quien supo darle a cada réplica un texto necesario y suficiente.

                                          Corinne Ibram, Dernieres Nouvelles d’Alsace, Alsacia, 6 de enero de 1993

 

UN PUÑETAZO EN EL ESTÓMAGO

Es terrorífico. Es malvado pero para nada estúpido… La sensación es la de un puñetazo en el estómago. Hay que aguantárselo. Salimos estremecidos, atónitos y tan despiertos como uno puede quedar después de un golpe terrible y salvador. Es demasiado fuerte… Tres actrices sorprendentes.

                                                                        Monique Verduccen, Bruselas, 27 de noviembre de 1982

 

UN ROMPECABEZAS

El texto de Kado Kostzer derrama frases de apariencia banal pero siempre cargadas de ambigüedades que impiden distinguir con certeza lo real de lo imaginario. Las piezas de un rompecabezas del pasado y las del presente.

                                                              Michel Voiturier, Courrier de L’Escaut, 4 de diciembre de 1982

 

DESGARRADA EMOCIÓN

Es terrorífica y desgarrada de emoción. O simplemente bizarra si usted tiene el corazón un poco seco.

                                                           Antoine Wicker, Le Nouvel Alsacien, Alsacia 7 de enero de 1983

 

EL ESPECTÁCULO MÁS FASCINANTE DEL MES

Un clima inquietante cargado de supersticiones pesa sobre la obra de Kado Kostzer… El espectáculo es así mismo límpido como una canción infantil. Sin embargo nos lleva insidiosamente a un país de fantasmas, terrible y cruel como los cuentos crueles.

                                                                                            F. P., Femme Pratique, París, marzo de 1982

 

FORMIDABLE TEATRO DEL ARGENTINO KADO KOSTZER

Una gran pieza, verdaderamente original, y de cierta manera –la manera hispana- optimista, magníficamente servida por tres actrices, un director compenetrado con el autor y un escenógrafo que sabe lo que quiere decir el realismo.

                                                         A. Courted, La Montagne, Clermont-Ferrand, 12 de enero de 1983

 

TRES MARAVILLOSAS ACTRICES

Una pieza del argentino Kado Kostzer que cautivará al público de Toulouse. Trío es una mezcla detonante de ternura y de crueldad que muestra a tres hermanas, Muchèle Loubet, Marilu Marini y Raquel Iruzubieta, tres maravillosas actrices que dibujan sus personajes con mucha justeza, con sensibilidad y humor.

                                                             Gillies Ramon, Toulouse Matin, Toulouse, 19 de enero de 1983

 

PLENO DE FINEZA

Un espectáculo pleno de fineza y magníficamente interpretado.

                                                                      Marielle Creac’h, Lyon Poche, Lyon, 2 de febrero de 1983

 

TEATRO INTIMISTA

Me encantó la justeza del diálogo, el arte de la sutil progresión dramática y, por encima de todo, las actrices.

                                             Yves Grosrichard, La Montagne, Clermont-Ferrand, 7 de febrero de 1983